SIGUEN A FIONA.........

viernes, 23 de septiembre de 2011

GALANES LITERARIOS CLASICOS

Estos chicos los encontramos en todos los libros que leemos desde pequeñas.Hubo un antes y un después de ellos en nuestras vidas.. Marcaron parámetros ;sufrimos junto a ellos y suspiramos cada vez que los recordamos con una sonrisa misteriosa ,que sólo nosotras entrendemos. Mister Darcy el jefe de estos muchachos ,está furioso porque no están ganando.
 En la reunión partidaria de esta semana,y viendo como van en las encuestas,ha decidido tomar el toro por las astas.
Poner la carne al asador,recordar como ganaron las elecciones del 2009!! Con ustedes lo mejor de ellos....

 


PERO SI TIENEN DUDAS DE COMO SE LE DECLARA UN HOMBRE A LA MUJER QUE AMA......




QUIZAS LA DULZURA ,CABALLEROSIDAD DE KINGHTLEY ,GUSTEN

  ALGUNAS FRASES PARA RECORDAR


 LORD ST. VINCENT -LIBRO EL DIABLO EN INVIERNO -DE LISA KLEYPAS
—No podré vivir lejos de ti —dijo—. Más cuando no entiendo por qué debería hacerlo.
 Esto minó la firmeza de Sebastian, que se tocó el cabello despeinándose aún más los relucientes rizos.
 —Últimamente he estado tan ocupado que no he podido tomar ninguna decisión. No puedo pensar con claridad. Se me hace un nudo en el estómago y me duele el pecho. Me preocupo por ti. A veces... —Se detuvo y la miró con incredulidad—. Maldita sea, Evie, ¿por qué sonríes?
 —Por nada —contestó, y borró rápidamente la sonrisa de sus labios—. Es sólo que... es como si intentaras decirme que me amas.
 —No —aseguró Sebastian al punto. La idea pareció horrorizarlo—. No es así. No puedo. No estoy hablando de eso. Sólo necesito... —Se detuvo e inspiró hondo al ver que ella se acercaba a él—. No, Evie —dijo cuando su esposa intentó tocarle la cara con los dedos—. No es lo que piensas.
 Evie captó el miedo en su voz. El miedo que un niño debió de sentir cuando todas las mujeres a las que quería desaparecieron de su vida. No sabía cómo tranquilizarlo o aliviar ese dolor visceral. Se puso de puntillas y buscó sus labios. El le puso las manos en los codos como para apartarla, pero no pudo hacerlo. En lugar de eso volvió la cara con la respiración acelerada. Sin inmutarse, ella le besó la mejilla, la mandíbula, el cuello...
 —Maldita sea —masculló Sebastian en voz baja—. Tengo que enviarte lejos.
 —No intentas protegerme a mí, sino a ti mismo. —Lo abrazó—. Pero debes asumir el riesgo de amar a alguien. Sólo eso te curará.
 —No puedo, yo...
 —Sí puedes. Tienes que hacerlo —replicó Evie, y cerró los ojos apretando la mejilla contra la de su marido—. Porque te amo, Sebastian. Y necesito que me correspondas. Y no a medias. 
El le puso las manos en los hombros pero al punto las apartó.
 —Tendrás que dejar que establezca mis propios límites o... —dijo.
 Evie acercó los labios y lo besó despacio, pausadamente, hasta que él sucumbió con un gemido y la rodeó con los brazos para responder a su beso con ardor.
 —A medias —dijo Sebastian tras separarse de ella jadeando—. Dios mío, te amo tanto que me estoy ahogando. No puedo evitarlo. Ya no sé quién soy. Lo único que sé es que si me entrego por completo... —Intentó controlar su respiración para concluir—: Significas demasiado para mí.




GARETH SINCLAIR-LIBRO POR UN BESO DE JULIA QUINN
—Hyacinth Bridgerton —dijo él, cogiéndole la mano—, ¿quieres casarte conmigo?
 Ella pestañeó, desconcertada. —Ya te dije que sí.
 —Sí, pero como dijiste, no te lo pedí por los motivos correctos. La mayoría de los motivos eran correctos, pero no todos. Ella quiso decir algo, pero se le atragantaron las palabras, por la emoción. Él la estaba mirando, con sus ojos azules brillantes y transparentes a la tenue luz de las farolas.
—Te pido que te cases conmigo porque te amo, porque no puedo imaginarme la vida sin ti. Deseo ver tu cara por la mañana, por la noche y cien veces entre medio. Deseo envejecer contigo, deseo reír contigo, y deseo suspirar ante mis amigos quejándome de lo mandona que eres, sabiendo secretamente que soy el hombre más afortunado de la ciudad.
 —¿Qué?
Él se encogió de hombros.
 —Un hombre debe guardar las apariencias. Todos me detestarán si se dan cuenta de lo perfecta que eres. —Ah.
 ¿Cómo puede discutir eso una mujer?

 HAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
 VOTEN YA!!!!!! QUEDAN POCOS DIAS Y LA COSA SE PONE ARDIENTE
 FIONA

Google+ Followers

Visitantes recientes