SIGUEN A FIONA.........

lunes, 19 de diciembre de 2011

PRESERVANDO A LAS MASCOTAS




Natividad llegó a nuestra vida una mañana de un 25 de diciembre hace5 años, Shrek y ella se encontraron en la calle y desde ese día no pudieron separarse.
¿Quién es Natividad? nuestra perra.
Mi esposo era renuente a tener animales como mascota.Su problema  era que siempre se encontraba a las mascotas que tuvimos.
La cachorra que encontró era producto de la locura de la pirotecnia que se usa en navidad.Había escapado de su hogar y se hallaba a merced de cualquier peligro.
Era la historia de un animal más producto de la fiebre de la pirotecnia con la que decidimos "FESTEJAR"...
a Naty,le podía pasar cualquier cosa.
Nuestro destino fue encontrarnos y que sea una Garay más,es la vizcondesa de 4 patas más linda que vi....
y antes que como buena madre hable de las bondades de mi hija perruna ,me sumo a la campaña a favor de tener conciencia sobre el uso indiscriminado de la pirotecnia.
La explicación de lo divertido de la pirotecnia expliquenmelo ,porque jamás le encontré sentido y vi sufrir muchos animales,además de enterarme de casos de accidentes y pérdidas en humanos y mascotas.
Encontré una nota muy interesante en el diario "La Nueva Provincia" con  recomendaciones para el caso.
Y nuestra reina madre Cristina Bajo me hizo llegar las fotos de la campaña en contra de la pirotecnia.
Desde ya cuento con todos para seguir creando conciencia sobre la"animaladas" del los hombres


FIONA Y LA REINA MADRE,DOÑA CRISTINA BAJO...

ACA LA NOTA :



La pirotecnia y sus efectos en mascotas


Muchos animales reaccionan con nerviosismo, especialmente los perros, adoptando comportamiento destructivos, entre otras consecuencias indeseadas.

La pirotecnia pone en riesgo a las mascotas, principalmente a los perros y los gatos que son hipersensibles al sonido de los fuegos de artificio.
Ante el uso de la pirotecnia, muchos animales reaccionan con gran nerviosismo, rompiendo objetos de las viviendas en su afán de resguardarse del ruido.
Los veterinarios advierten que si bien todos los animales son sensibles a los ruidos fuertes, los perros son los más afectados debido a su delicado sistema auditivo, cuatro veces más potente que el del ser humano.
Los perros sufren claros síntomas de estrés cuando está sometidos a estallidos. Se ponen muy nerviosos y tienen comportamientos destructivos, sobre todo si están solos en la casa. Otros huyen hacia la calle y en su carrera, saltan de terrazas y balcones, atraviesan vidrios, los cercos que habitualmente los contienen y a veces hasta rejas. No sólo se lastiman sino que, si llegan a la calle, se pierden ya que salen sin rumbo y enloquecidos. Esta situación puede provocar accidentes no deseados tanto para el animal como para cualquier persona que se cruce en su camino.
Recomendamos colocar un collar o un simple trozo de tela alrededor de su cuello, con una identificación que lleve nombre, dirección y teléfono de su dueño, durante los días anteriores y posteriores a los festejos de fin de año.
También si quedan solos en casa es aconsejable dejarlos en una habitación sin superficies vidriadas o con las persianas bajas, con agua, con la puerta cerrada y dentro de lo posible con música a un volumen que disimule las explosiones.
Es importante tener en cuenta cuando el perro está atado. En caso de que sea imperiosa la necesidad de hacerlo, porque no hay otra alternativa, hay que tener cuidado y cerciorarse de que la cadena y el collar tengan al menos dos giratorios, que impidan que la mascota se enrosque en su ataque de locura, porque generalmente cuando empiezan a girar lo hacen para el mismo lado y se produce en muchos casos el ahorque.
Esto es muy frecuente. También hay que tener cuidado con el alambre corredizo, ver que estén bien firmes los dos extremos y que no sobresalgan del nivel del piso para que no se enrosque en ellos la cadena. Otra cosa a tener muy en cuenta es cuidar que no haya cerca objetos en los que puedan engancharse o quedar atrapados.

Para tener en cuenta


1) Si pasa las fiestas en su casa, permítale a su mascota que se esconda debajo de algún mueble o lugar donde se sienta seguro.
2) Quienes celebren en casa de amigos o parientes, se asegurarán que sus animales queden bien protegidos dentro de su casa, en un lugar lo más aislado posible del ruido de la pirotecnia, como ser un galpón o lavadero, con agua y su canasta o almohadón de dormir y música a un nivel que disimule los estallidos.
3) No se le ocurra dejarlos fuera de la casa, pues saltarán verjas y hasta se lanzarán de balcones o terrazas para escapar de los estruendos. No deje a su perro atado ni fuera ni dentro de su casa, esto es muy peligroso.
4) Si traslada a su perro hágalo con correa. No lo lleve suelto.
5) Consulte a su veterinario por unas gotitas sedantes.
6) Recomendamos colocar un collar o un simple trozo de tela alrededor del cuello de su perro, con una identificación que lleve nombre, dirección y teléfono de su dueño, durante los días anteriores y posteriores a los festejos de fin de año.
Sería bueno que los padres den como ejemplo a sus hijos la solidaridad, donando lo que gastarían en la compra de pirotecnia a alguna de las campañas de recolección de alimentos y juguetes para las familias de bajos recursos.


(*) Informe elaborado por la Asociación Protectora de Animales del Sur.

Google+ Followers

Visitantes recientes