SIGUEN A FIONA.........

martes, 13 de marzo de 2012

CONCURSO




Por primera vez se inagura en el blog la temporada de concursos.Cuando viaje a Córdoba,Viviana Rivero,me regaló uno de sus libros para algún amigo del pantano. Autografiado y dedicado!!
Asi que aca estamos organizando el dichoso concurso para entregarlo!


EL PREMIO !!!!

Este evento contó con la ayuda de mi amiga María José Zaldívar,quien aportó su cuota de maldad...ups! ...digo aportó preguntas y frases .
La idea es divertirnos muchoooooooo.
Por lo tanto impusimos algunas reglas:

1- Deberan ser seguidores del blog( se agregan en la parte superior del blog-donde estan las caritas de muchas personas)
2-Vale investigar,copiar y preguntarse entre amigas.....
3- en caso de empate ,gana el que entregó las repuestas primero.
4-Las respuestas se envian a :fionagaray@gmail.com.
5- Por cuestiones de envio,participan los miembros del pais .Pero si quieren participar por el honor de ganar,haganlo!!! ...ya realizaré homenaje debido! 
POR FAVOR NO DEJEN RESPUESTAS EN LOS COMENTARIOS.

DEBEN ADIVINAR DE QUE LIBRO Y QUE AUTORA CORRESPONDEN ESTAS FRASES.
EL QUE GANE SERA EL QUE TENGA MAS ACIERTOS....PORQUE NO CREO QUE ADIVINEN TODO...
Ayuda : son libros y recomendaciones pantanosas
A PARTICIPAR SE HA DICHO!!!!!!!
DURANTE DOS SEMANAS DESDE AHORA ESPERO RESPUESTAS.

 LIBRO 1-
Sonrió orgulloso. Pero lo que todavía le asombraba más era que ella estuviese dispuesta a pararse ante toda esa gente y reclamarle. Él le había ofrecido incluso fugarse para casarse con ella, pero se había negado.

 —Chico —dijo ella, furiosa con el hecho de que siquiera lo hubiese sugerido—, tú eres mío y quiero que todo el mundo lo sepa.
 Como regalo de bodas, ella incluso se había tatuado en el hombro su emblema del sol con su nombre debajo. Nada en el mundo lo había complacido más.

LIBRO 2
Durante un minuto entero sólo hubo silencio, los únicos movimientos los de sus pechos al tratar de recuperar el aliento, esperando que sus cuerpos tremendamente agitados se establecieran en esa estremecida dicha que se siente al estar en los brazos del ser amado.O al menos era lo que Colin pensaba que debía ser. Había estado con mujeres antes, pero sólo en ese momento acababa de comprender que nunca había hecho el amor hasta cuando puso a Penelope en su cama y empezó su baile íntimo con un solo beso en sus labios.Eso era diferente a todo lo que había sentido antes.Eso era amor.Y se iba a agarrar a él con las dos manos. 

LIBRO 3
—Sólo tienes que ser como eres. —Evie levantó la cabeza para mirarlo a través de las lágrimas—. ¿No es eso lo que tú mismo me dijiste? Si tú puedes amarme sin condiciones, Sebastian, ¿por qué no puedo amarte yo del mismo modo? Sé quién eres. Creo que nos conocemos el uno al otro mejor de lo que nos conocemos a nosotros mismos. No te atrevas a enviarme lejos de ti, no seas co... cobarde. ¿A quién más iban a encantarle mis pecas? ¿A quién más le preocuparía si tengo los pies fríos? ¿A quién más se le ocurriría seducirme en una sala de billar?
La resistencia de Sebastian empezaba a resquebrajarse. Evie notó cómo su cuerpo se relajaba, cómo se inclinaba hacia ella como si quisiera que sus cuerpos se fundieran en uno. Sebastian murmuró su nombre a la vez que le cogía una mano para acariciarle la palma con los labios.
 —Mi amor es tuyo —susurró tras rozarle con los labios la alianza de oro, y Evie supo que había ganado. Aquel hombre apasionado, extraordinario e imperfecto era suyo; le había entregado el corazón para que lo guardara a buen recaudo. Era una confianza que ella no traicionaría jamás.

LIBRO 4
No soporto esta separación. Esta ausencia que me obliga a pro­nunciar tu nombre cuando estoy solo, para sentirte cerca, aunque solo sea en un sonido que se pierde en la soledad de la madrugada. Te haces presente en el aire solo un instante y luego desapareces otra vez en la penumbra. Tu nombre, Jimena Torres, me hace sentir vivo. Te amo. No pido nada, no establezco condiciones, no pongo excusas. Todo lo demás no existe. Simplemente te amo, Jimena.

LIBRO 5
Ramiel no consentiría que ninguna mujer lo chantajeara, y no le importaba lo fuerte que pudiera ser su necesidad de satisfacción sexual. Se apoyó contra la puerta de la biblioteca y observó con los ojos en­trecerrados a la mujer que estaba de pie frente a las puertas acristaladas que daban al jardín. Ligeros retazos de bruma se extendían entre ella y las cortinas abiertas. En contras­te con éstas, como columnas de seda amarilla, la mujer pa­recía un oscuro monolito enfundado en lana negra. Elizabeth Petre. De espaldas, no la reconoció, cubierta como iba de pies a cabeza con un sombrero y una gruesa capa negra. Pero en realidad no la hubiera reconocido ni desnuda frente a él, con los brazos y las piernas abiertos invitándole lascivamente. Él era el Jeque Bastardo, hijo ilegítimo de una con­desa inglesa y de un jeque árabe. Ella era la esposa del ministro de Economía y Hacienda y su padre el primer mi­nistro de Inglaterra. Personas como ella no se mezclaba socialmente con gente como él, salvo a puerta cerrada y bajo sábanas de seda.


LIBRO 6
Eras tu la que tenias que entender que no podias soportarlo.Pero has tardado demasiado tiempo en darte cuenta , Daisy.Intente decirle a Max que no ibas a sobrevivir aqui mas que una bola de nieve en el infierno , pero no quiso escucharme . Vuelve a la caravana , Daisy , y cambiate de ropa . Te pagare un billete de avion.

LIBRO 7
Una vez visto cuanto de la casa se abria al publico , volvieron a bajar , y despidiendose de ellos ,el ama de llaves les presento al jardinero ,que esperaba en la puerta del vestibulo


LIBRO 8
El vasallo aguardaba , con ansiedad mal reprimida , a que la reina lo autorizara a penetrar su carne sagrada. Matilde abrumada de ternura y de compasion , le apreto la nuca y lo atrajo hacia su boca.

LIBRO 9
Partio del lugar sin despedirse, dispuesto a preparar su rescate.Tendria que llevar provisiones y abalorios que atrajesen al indio , para el caso de que hubiese una negociacion.Traspaso al galope el porton del fortin , sin escuchar la recomendacion del capitan Pineda en medio del ruido de los cascos.


LIBRO 10
Jared dejo la bandeja de sushi encima de la mesa de centro y se sento a su lado . Blair vio con agrado las dos copas de vino blanco aun lado de los platos . Una pequeña dosis de alcohol era precisamente lo que necesitaba en ese momento






SOLO DIRE :......SUERTE Y QUE GANE EL MEJOR!!


FIONA

Google+ Followers

Visitantes recientes