SIGUEN A FIONA.........

domingo, 10 de febrero de 2013

Bruja...una canción de Sabina o un cuento de Fiona




El espejo reflejaba la marea roja que ostentaba como cabellera.Se acomodó ese mechón rebelde que se escurría del orden y prolijidad, dada por los productos de belleza que fracasaban en su misión.
Para Agatha, la  imagen de una dama, ordenada y  sofisticada -que tenía como exponente a su mamá -,era algo imposible de lograr.
Su espíritu libre,atrevido e impulsivo se imponía.Con un gesto de su dedo índice hizo magia y el cepillo que estaba sobre la cama ,sobrevoló las distancias y se posó sobre su mano.
Magia.
Dones.
Infierno concedido por obra y gracia de sus antepasados."Brujas",las llamaron los que desconocían el sagrado vínculo que las unía a la naturaleza y su forma de vivirla . Eran una extensión de los poderes de Gaía ,la madre tierra.Cerró los ojos conectándose en el tiempo con su antepasada Teresa Olalla.
La pionera,la que decidió hacer de estas tierras lejanas su destino ,escondida en un viejo baúl. Su odisea era recordada por varios clanes de hechiceras.
A diferencia de Teresa, a ella  no le gustaban sus dones.
No le agradaba poder levitar sobre el suelo,según su humor sobrevolaba mas o menos centímetros. A veces era inevitable, su naturaleza salía y se exponía impúdica,revindicando su origen.
 Sabía pociones que podían curar,enfermar y manipular ciertas conductas.Recetas que a diferencias de otras brujas ,le eran susurradas mientras los ingredientes volaban o aparecían en sus manos.
Tenía que cantar algo alegre mientras preparaba alguna poción.Era parte de la magia : la música.
La imagen en el espejo le guiñó un ojo , dando su aprobación a su look diario. Sonrió complacida retocando su lápiz de labios.
Un dejo de tristeza salió de su pecho,la observó partir hacia algún lado resignada a los sentimientos que la dominaban en estos últimos tiempos.
Tomó su café despacio reconociendo el origen de su desesperanza : El doctor David Mellman.
Años conociéndolo como el pediatra de sus sobrinos, años mirando sin ver.Perdiendo tiempo con otros hombres que eran los incorrectos desde el primer momento.
El sabor de la verdad le supo amargo,se deslizó por su garganta atravesando su piel. Debió beber otro sorbo generoso de su taza de café,para obligar a esa revelación pasar por su organismo.
Era una mujer que espera.
Que la llamen.
Que esos besos de despedida,-en la mejilla- ,presurosos y por educación se transformaran en algo más.Sólo que el poder y la decisión estaban en manos de otro hechicero.
El celular la miraba burlón,escuchaba como el aparato impertinente se atrevía a tararear la canción de Sabina ,con la que tanto se identificaba en ese momento.
"Bruja ,si aterrizas con tu escoba un día en mi balcón ,
ve con cuidado yo disparo siempre al corazón "
La mañana de domingo la seducía con cantos de sirenas para hacer algo impulsivo.
Se apareció en Recoleta,frente al edificio antiguo en el que David vivía.Se hizo sombra con la mano para divisar el balcón que correspondía al Segundo piso C.
C de corazones...musitó.
Cerró sus ojos  flotó hacia su destino.Abrió la puerta ventana de un tirón provocado por un suspiro de anhelo.
Él se acercó a ver que causaba el alboroto. No se inmutó al contemplarla  al natural,sin los vestidos de la normalidad,que tan mal le iban.
Le tendió su mano para recibirla en su casa y en su vida.En su corazón hacía rato habitaba.

Con ustedes la letra y la canción de Joaquín ,un amigo que sabe hacer magia con su música.

 Bruja ,si aterrizas con tu escoba un día en mi balcón ,
ve con cuidado yo disparo siempre al corazón ,
en tus redes no me atraparás como a un ratón,
bruja, aunque vengas disfrazada de Marilyn Monroe.

Piénsatelo bien antes de poner tu pie en mi balcón .
No sea que tu escoba me barra la alcoba y me haga de bastón.
Qué van a decir todos los que a ti bruja te llaman ,
si saben que lloras, besas, te enamoras y me haces la cama.

No había debajo del disfraz que te ponías tú ,
más que una niña a la espera de algún príncipe azul,
ibas de reina pero un hechicero te dejó
  si convertida en una pobre bruja del montón.

(Estribillo) 

Piénsatelo bien antes de poner tu pie en mi balcón .
No sea que tu escoba me barra la alcoba y me haga de bastón.
Qué van a decir todos los que a ti bruja te llaman ,
si saben que lloras, besas, te enamoras y me haces la cama.


Google+ Followers

Visitantes recientes