SIGUEN A FIONA.........

jueves, 31 de diciembre de 2015

Feliz año nuevo!



Se acostumbra hacer balances en esta época, no soy de las que medito mucho , o reflexiona profundamente sobre las cosas importantes. Simplemente pasaron y celebro todo lo que el 2015 me dejó como enseñanza.
Existen años de tsunamis dolorosos, este año fue un año de vientos de cambios.  De buenos y maravillosos cambios, que provocaron constantemente el valor para enfrentar todo. Para seguir mejorando. Me complace ser de las rebeldes que busca su camino , que no le gusta el conformismo.
Tengo mucho que agradecer, desde las lecciones aprendidas en el dolor , hasta las manos amigas que me sostienen y dan esperanzas. 
Gracias , muchas gracias a los amigos del blog, los nuevos , los viejos, los fundadores. Los que me ayudan a no abandonar.
Entre libros,escritos, redes sociales varias, Ferias de Libros, encuentros con la reina Madre Cristina Bajo, festivales de literatura , transcurrimos y fuimos felices.
Aprendí a escuchar la risa de Dios, esa que cuando le contás tus planes perfectos, retumba en su volumen mas alto. Eso en mi vida este año se llamó Silvestre , resulto tener  cuatro patas y decir unos poderosos Meaws.
A la princesa le llegó su rey, egocéntrico, negro y de ojos verdes. Que se dedica a robarse suspiros y fans de sus amigas, conocidas y parientes. Pasea entre libros ,eligiendo cual derribar de su estantería.
Brindo! porque cómo dice Lucía Be,  "La vida es una verbena".
Si! aún con todas las tristezas , días negros , recordemos : amarnos, tener valor para disfrutar  nuestra vida y aprender a fluir y desprendernos de cosas y personas que no importan.
No olvidemos luchar y trabajar por nuestros sueños. Así se cumplen.
Se viene un 2016 con muchos proyectos, con muchas esperanzas .
Comparto una canción sencilla, que me movilizó y es de la blogguera española Lucía Be, ejemplo de emprendedora , de esas que te dejan huellas en el corazón. https://www.luciabe.com/






Feliz año!!!!!!
Fiona y Silvestre.

Google+ Followers

Visitantes recientes