SIGUEN A FIONA.........

martes, 12 de enero de 2016

Recomendación literaria : "Esa acústica perfecta" de Daria Bignardi


Contratapa:
Como en un cuento de hadas, Arno conoce a Sara a los 15 anos. No tiene la menor duda ella es el amor de su vida. Pero Sara no es lo que parece ser. Una tarde le dirá " Me gustan los amores infelices", y lo deja. ¿Fin de esta historia? No. Mucho tiempo después, se reencuentran. Ahora si matrimonio, pasión, hijos. Arno es un músico consumado, que ordena su vida de manera amable, pero férrea. Como si fuera un pentagrama extendido. Sara, aún hoy, tras tantos años, sigue siendo un misterio. Es claro que su incomodidad crece. Hay algo imperioso que le falta y la agobia, y un día desaparece. Tras el estupor inicial, Arno no tiene mas remedio que salir en la búsqueda de esa mujer y de encontrarse entonces con su verdadera historia. Comprende que vivió trece anos con alguien a quien no conocía, plagada de mentiras y heridas. Y descubre, al mismo tiempo, que tipo de persona es él, que estuvo ciego a esa larga simulación, cómodo en una supuesta vida plena que era apenas una fachada.
Con sensibilidad exquisita, con sentimiento amoroso, La acústica perfecta desvela los secretos de una pareja. Daria Bignardi escribió una novela sobre los pliegues del amor. Que no es una superficie mansa, sino una suma de misterios que a veces estallan y derrumban un oasis de armonía, que era apenas un sueño.

Datos de la autora:
Nació en Ferrara en 1984, pero vive en Milán. En 2009 publicó el libro de memorias Non vi lascero orfanin que ganó el Premio Rapallo, Premio de Narrativa Elsa Morante y el Premio Ciudad de Padua. En 2010 editó la novela Un karma pesante, y en 2012 le llego la consagración internacional con La acústica perfecta, traducida a diez idiomas. Su ultima novela publicada, en 2014, es L'amore che ti meriti. Actualmente escribe para Vanity Fair y es autora y presentadora del programan de televisión Le invasioni barbariche.


Las historias de amor no son perfectas, ni terminan en finales felices en la vida diaria. Los protagonistas hacen lo que pueden.
Lejos de la novela romántica y sus características, la autora nos habla de dos personas que hacen lo que pueden para enfrentar sus demonios, sus temores y tratar de vivir  con eso.
Sara impacta a Arno desde adolescentes , ella fue el primer amor, compartieron las brisas de un verano que trajo besos y un noviazgo que queda marcado por la desaparición de Sara.
Ese acto de desaparición desconcertará a Arno que sólo recompondrá cuando la vida los lleve a reencontrarse en su juventud . El deslumbramiento por ella, los impulsa a concretar todo lo que dejaron inconcluso hace tiempo. 
La felicidad llega en forma de matrimonio, de hijos, de amigos con quienes celebrar la vida.
Todo es una melodía perfecta, organizada en la profesión de músico de la Scala. Hasta que Sara decide irse sin muchas explicaciones. Abandona a Arno y a sus hijos.
Se suceden los reclamos, el asombro, la rabia , el amor que duele porque no encuentra las respuesta que quiere.
Como lector tenes un momento en que odias a Sara, la juzgas, la queres matar por dejar solo a su esposo con las responsabilidades de una casa e hijos, sin pensar en  nada. Hasta que Arno recuerda lo que nunca quiso ver y escuchar de Sara.
Enfrentar lo que ignoró de su esposa, impulsa a Arno a conocerla realmente, busca hasta saber que pasó. Los errores, las omisiones, los misterios, todo tiene lógica. Es inevitable sentirse identificado.
Sara y Arno nos enseñan que para amar, hay que amarse a si mismo. descubrimos el camino del perdón, que es la mayor demostración de amor.
Un libro precioso , que me estremeció.
Fiona

Google+ Followers

Visitantes recientes