SIGUEN A FIONA.........

miércoles, 9 de marzo de 2016

Iris Apfel, una señora con estilo


Conocí a esta diosa gracias al semanario de moda de el diario El País. En esa  ocasión me enteré de algunos detalles de su vida, de su trabajo y de su película.
Iris llama la atención por su look, y por su espíritu que trasciende cualquier fotografía. Hace un año que deleita mi espíritu  a través de frases, notas de moda, campañas publicitarias.
Es una chica ACTITUD, como diría Tini de Bocourt.
Iris trabajó en la empresa  textil y diseño interior que creó junto a su marido Carl,  "Old World Weavers ". Algunos de sus clientes :  Greta Garbo, Patricia Nixon y Estée Lauder y fue la decoradora de  la  Casa Blanca para nueve presidentes, desde Harry S. Truman hasta Bill Clinton.
En  el 2005 fue  objeto de una gran exposición en el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York llamado : Iris Apfel: rara avis.
Cuenta la leyenda que Harold Koda (comisario del Metropolitan de Nueva York), supo que había una mujer en la ciudad que tenía la colección de joyas de Alta Costura más impresionante de EEUU.  Pero cuando contempló el extenso y variado vestidor de Iris , tuvo que reconocer que la exposición tenía que ser no de accesorios, sino de Looks.
La exposición fue un éxito, y esta dama  se hizo conocida en todo el mundo.
 ¿Cómo no iba ser tema para película? Iris, el último documental dirigido por Albert Maysles. En ella  la conocemos un poco mas  en vivo y en directo y aprendemos sabias lecciones para aplicarlas en la vida.
Una mujer valiente, sin miedo, que demuestra que la belleza tiene que ver con la riqueza de espíritu, con encontrar el estilo de vida que queremos. Es el testimonio del amor propio.
Sólo ella combina cómo pocas desde siempre prendas vintage, prendas de muestrarios, o de alta costura y joyas.
Todo le queda genial, porque lo sabe llevar.
De Iris hay mucha tela para cortar.


Recopilé varias lecciones :

1)  Cuando era una adolescente Iris compraba por los almacenes Loehmann’s de Nueva York, la propietaria se le acercó y le dijo: “Llevo tiempo observándote y, ¿sabes?, no eres guapa ni serás guapa, pero tienes algo más importante: estilo”. Apfel se ríe de todas las convenciones de belleza que rigen la sociedad (“no estoy de acuerdo con la belleza”) y aboga por vivir una vida llena de color y con diversión como antídoto a las reglas sociales del buen vestir. 

2) “Odio a toda esta gente homogeneizada, son todos iguales”. A Iris le extraña que la gente se sorprenda con su excéntrico estilo. “Lo que me parece raro es cómo la gente sale a la calle en masa con esas chanclas y esas camisetas blancas tan simples de tirantes. Parece que van todos a la piscina”.
 A Iris le extraña que la gente se sorprenda con su excéntrico estilo. “Lo que me parece raro es cómo la gente sale a la calle en masa con esas chanclas y esas camisetas blancas tan simples de tirantes. Parece que van todos a la piscina”.

3) Educa tu mirada y no te aferres a tus pertenencias. “Todo el mundo debería ir a los museos, no dejar de visitarlos. Aunque no estés buscando inspiración para tu mente, la encontrarás y alimentarás tu alma”.
“Oh cariño, en esta vida no eres dueño de nada, no estaremos en la Tierra para siempre y lo que tienes es como si simplemente lo hubieses alquilado”.

4)  Quién piense que esta nonagenaria se pasa la noche pensando qué va a ponerse al día siguiente está más que equivocado. “Para mi vestirse es toda una improvisación, es como tocar jazz. Yo no planeo nada. No me visto intelectualmente. En casa no visto así, me pongo un vaquero y una camiseta. Vestir debería ser siempre algo divertido, sin estresarse”.

 6- La genialidad está en el proceso,”nunca sigas las reglas”. Por eso ha hecho suya aquella frase que una mujer dijo: “me importa un bledo ir a la fiesta o estar en la fiesta, es vestirse para la fiesta lo que me importa. Es ahí dónde está la verdad y la poesía”. Y un par de últimos apuntes: 
“Si te preocupas demasiado por cómo vas, te perderás a ti mismo. Si estás perfecto pero incómodo, es que no tiene sentido lo que te has puesto”.

7) “Es mejor ser feliz que ir bien vestida”. Ella lo es. Vivió una relación entrañable, idílica y de devoción mutua con su marido Carl (con 101 años a sus espaldas).  Carl falleció el año pasado.



Tapa de revistas, en este momento recorre Paris mirando las colecciones de los diseñadores.
Una mujer admirable...
Les dejo el trailer de su documental...está de más decir que Iris es un ícono de estilo de este blog.




Buena semana
Fiona

Google+ Followers

Visitantes recientes