SIGUEN A FIONA.........

viernes, 9 de diciembre de 2016

Entrevista forajida de navidad, por Silvestre

A todos les gusta la navidad. Esta época del año, donde los hogares se adornan con árboles llenos de bolas de colores, de luces, de regalos. De cosas más que interesante, si sos un gato.
¡Es Disneylandia!
Pero en mi hogar eso no sucede. Mamá no celebra la navidad. Odia esta época del año, donde los hits del momento suenan así:



A mamá le gusta Michael Bubblé. A mí me gusta la esposa de Bubblé. Pero nada la conmueve.
En mi casa no hay pelotas de colores que robar, árboles que derribar, luces que morder, cómo le sucede a mi primo Darcy.



Actos vándalicos quiero cometer! . En realidad , tenía que hablar con el que corta el bacalao en navidad. El dueño del circo : Papá Noel.


Solicité una entrevista por mail. (¡Si tiene mail, anoten : papánoel@gmail.com) , escribí una carta llena de sueños, esperanzas y toda la seducción felina posible. Necesitaba tener un tetê a tetê con el gordo.
Hace unos días, me despertó un golpe en la ventana. Un reno, identificado como Rodolfo, me dejó una carta a mi nombre. El tipo estaba congestionado gravemente, su narizota era de un rojo fuego. Ni se dignó a tenerme en cuenta, estaba apurado y voló hacia la luna .
Mi ruego se cumplía , el señor de la navidad me daba fecha y hora para la cita. Sólo debía cumplir algo : mamá debía dormir  y jamás enterarse de la visita de Papá Noel.
Cómo buen gato estratega, envié e-mail a mi primo Chiqui, un perro que se las sabe todas. El recomendaba : "Firmá contrato, las palabras se las lleva el viento"
Mi secreto me mantenía en vilo. mamá tiene un detector de travesuras. Lo sabe todo. Siempre dice:
" ¡Silvestre, bajate de ahí!, antes que suba.
Llegó cansada, cenó rápido y se quedó dormida. Para corroborar su estado, salté un poco sobre ella. Ni se movió. Pero tampoco soy un gato malo, le di besitos y le amasé el brazo, justo donde pasa la línea del corazón.
La casa estaba en orden y con olor a flores. Para ser gato, me gusta el orden y los buenos y ricos olores. En la heladera tenia bebidas y aperitivos para el señor navidad.
Las doce de la noche llegaron con un despliegue de magia. Detecté polvo de hadas en el aire, ese que hace los sueños imposibles en realidad.
Frente a mí , una corpulenta  silueta , vestida de rojo se hizo presente. Papá Noel, me sonreía cómplice. ¡Cómo si entendiera todo!
Los gatos somos un raza de antiguos dioses. Me incorporé y extendí mi patita para que me la bese.
Pero el gordo largó una carcajada y me palmeó la cabeza.
- Hola Silvestre-dijo con voz profunda , traspasándome con  su mirada sincera- ¡Al fin te conozco! tantos e-mails y acá estamos cumpliendo sueños.
Quedé sorprendido, este gordito era de cuidado. Seguro es el que el enseñó a mamu a tener poderes sobrenaturales para detectar macanas.
- Hola Papá Noel o Santa Claus-dije perturbado-. Aclárame cómo te llamas, porque mamu dice que no se puede tener doble identidad, a menos que seas agente secreto. ¿Sos como James Bond?
Su risa profunda, sincera envolvió el departamento.
- Decime  cómo quieras- pidió-. Según diferentes países y el idioma recibo nombres . Pero soy yo el mismo. No soy agente secreto.
Aclarado el misterio, pude proseguir. Debía ser cuidadoso.
- Te llamé porque necesitaba negociar con vos los deseos de navidad.
-Vas al grano gatito.
- ¡Si! no soy cómo los perros que dan vueltas.
Le entregué un papel un poco extenso.
Quizás, tres hojas A4 escritas a doble faz, con letra Arial 8, sin interlineado, se puede considerar un poco extensa.
El gordo leía , leía , se rascaba la barba. Se quitaba el gorro , emitía frases , cómo : ¡Ahá!
Otros :" ya veremos", y hasta escuché un : "Puede ser".
Leyó las tres hojas y dijo serio:
- Todo esto no se puede Silvestre
-¡Ufa!-dije enojado- . Mi primo Chiqui dice que vos todo lo podes.
-Chiqui se comporta mejor que cierto gato negro.
-Meaw-dije girando los ojos y lamiendo mi patita derecha, con indiferencia- .Siempre es fácil culpar al gato negro.
El gordo extendió su mano y apareció una carpeta marrón con mi nombre en ella. Yo me olía que este trabajaba como agente secreto o era tío de Harry Potter. 
Lo vi ajustarse esos lentes que lleva puesto, el aumento que usa  es importante. Me pregunté cómo pasó el exámen de manejo...
-Tu expediente creció este año-, afirmaba abriendo la carpeta.
Observé la primera hoja con mi foto y todos los datos posibles. Después hojas con infamias.
-Verás Silvestre, el trato conmigo es que traigo regalos si te portaste bien,- repasaba hoja a hoja.
- Yo siempre me porto bien.
-Tengo algunas objeciones a eso-se acarició la barba-. Por ejemplo: este año te enfermaste a propósito y preocupaste a tu madre.¿Qué decís a eso?
-¡ Se lo merecía! por salir a una cita.
- Eso estuvo mal-sentenció serio- . Cada vez que fue la tía Alicia , tu veterinaria, hiciste unos escándalos y arañaste a tu madre, y no la hablabas. Te escondías y no te podían sacar. Rompiste tu bolso transportador.
-¿¡Pero quién buchonea todo lo que pasa en mi casa!?. Son los de la alarma¿ No?- dije furioso.
Esa risotada poderosa, se burlaba de mí.
- Gatito, todavía tenés cosas que aprender en esta vida.- Se acomodó los lentes y evaporó las hojas que contenían la lista de mis deseos.
Cerré mis ojos y mi cola  se movía frenética de un lado al otro.
- ¿Tenés una bebida para ofrecerme?
Para que no diga que un Vázquez Plaza es mal anfitrión , le serví los aperitivos preparados.
Lo veía comer y beber, el gordi me daba charla de temas . me aburría y estaba decepcionado. No se iban a cumplir mis deseos...este gordo chanta, era puro bla,bla.
- Te veo desanimado.
- Meaw.
- Silvestre la paciencia no es tu amiga. veo que heredaste eso de tu madre humana.
Ni le respondí. Obvio que somos iguales, uno más impaciente que el otro. 
-Vamos a concederte algunos deseos- concedió.
-¿En serio?
-¡Claro!- con un chasquido de sus dedos , un papelito pequeño aparecía de la nada. ¿Eso eran mis deseos? ¿Esa cosita tan insignificante?
- Primer deseo concedido : Árbol navidad
-¿De verdad? - salté hacia las piernas del gordo y lo miré fijo- ¿En serio voy a tener pelotas de colores para jugar?¿ Voy a poder ser vándalo?
Me acarició con su mano y se ganó unos besitos gatunos.
-Hacelo en horarios donde no interrumpas el sueño a tu mamá.
-¡Ufa!
-Silvestreeee.
-Trataré.
- Segundo deseo : Que mi mamá no tenga novio- suspiró entre divertido y resignado-. Es difícil este tema pero vamos a negociar gatito.
-Eso no se negocia, gordi-se me escapó.
- Vos tenes que entender que es  complicado recomenzar una vida- me calmó acariciando mi cabeza-. A tu mamá abrir el corazón le  cuesta. Sobre todo cuando cierto gato se lo robó y no comparte la llave.
-No tengo porque compartir.
-No vamos a discutir gatito, sobre todo cuando tenes tus uñas amasando mi pierna.-aclaró.
A mi pesar , dejé de clavarle las uñas en esa pierna blandita.
-Deseo de todo corazón que venga a tu vida y a la de tu madre , un caballero que los enamore.
-¿What?- dije 
-Si! y no se puede modificar el deseo
- Tercer deseo: La red del patio. Hecho ! Pronto tendras novedades
- ¡Algo bueno , al fin!
Escuché de  nuevo esa carcajada tan sonora. Yo puse mis ojos en blanco, este gordo me daba consejos de navidad y de amor a los galanes roba madres. Quién diría que papá Noel es zen.
- La vida no es sólo pedir Silvestre, es agradecer.
- Si ya sé - yo agradezco tanto !. Agradezco por mi destino de gato rey de Chacarita. Agradezco por mi mamu que es divina, sobreprotectora, cariñosa, besuquera. Esta copado tener un abuelo como el que tengo y compartimos nombres , está muy orgulloso de mí.
Soy afortunado , tengo tías hadas madrinas que se llaman margallitas. Tengo fans que me quieren. Soy un gato blogger.
Tengo una vida feliz. Eso es un tesoro que protejo celosamente.
-¡Reconoces tus bendiciones! 
-¡ Claro!  ¿Hay más regalos?, ¿más deseos?
-No, te concedí bastantes deseos.
Volví a sacar mis garritas afiladas.
-Esas son cosas que me merezco. Faltan muchas otras.
- Ser dueño de una fabrica de atún...tener una niñera rubia, modelo de Victoria Secrets...ser "El protagonista" de novela romántca de todos los tiempos. Darcy Margall es el galán gatuno de novela romántica.
- Meaw, Meaw.
-Tema sensible veo-advirtió el señor navidad-. Sos un gato muy afortunado
- Era mi destino.
Papá Noel, me alzó con sus manos y temerario se atrevio a darme un beso en mi cabeza.
- Creo que ambos deseamos algo que se puede cumplir: Ojalá los humanos aprendamos a ser mas cuidadosos con los animales que están en nuestras vidas. Lo bueno Silvestre es que hay gente que tiene buen corazón y hace mucho por salvar vidas. Vamos a brindar por esto.
Yo brindé con agua y él con una bebida cola. Tiene controles de alcoholemia, por eso el champagne francés que mamu tiene de reserva , quedó intacto.
-Tenes fans entre mis renos.
-Ya sé Gordi, pórtate bien con el gremio del transporte, es lo único que te digo.
- Obvio, son los renos mejor pagos del mundo
-¿Alguna vez te dijeron que tenes un aprecido a Ricky Martin? Con algunos kilos de más.
-¡Ojalá!, tengo que comenzar el gimnasio.
-¿Probaste con Pilates?...
Brindamos y seguimos charlando . Me concedió volar en su trineo, ¡alucinante!
Este año mami decidió dar un gran cambio. Se olvidó de ser tan Grinch y me compró un árbol, manteles temáticos y se viene un súper regalo para mí.
Celebraremos juntos , agradeciendo todo lo bueno.

Buena vida humanos!
Silvestre











Google+ Followers

Visitantes recientes