SIGUEN A FIONA.........

jueves, 7 de junio de 2018

Recomendación literaria: " Aspirinas y Caramelos " de Luciano Olivera






Sinopsis de Aspirinas y caramelos:

Cuando Independiente descendió a la segunda categoría del fútbol argentino, Luciano Olivera le escribió una carta a su padre muerto. Ese escrito alcanzó repercusión nacional e internacional. Ahora integra este libro, junto a otras historias personales en las que el autor emprende un emotivo paseo por su memoria, que también es la memoria de una generación de argentinos.
Olivera rinde homenaje a lo agrio y a lo dulce de su pasado, recuperando anécdotas de vida, de infancia y juventud. Entre lo autobiográfico y la ficción, estos relatos transitan la inocencia, el amor, la amistad y la muerte. Como escribe Eduardo Sacheri en el prólogo: “Luciano hace en este libro un largo viaje para entenderse a sí mismo. En algún momento, querido lector, es muy probable que usted se deslice hacia sus propios recuerdos, sus propias pesadillas, sus propias preguntas sin respuesta”.



Dos amigas muy queridas,me recomendaron leer este libro. Dos mujeres, que lejos de las pasiones y gustos masculinos, me hablaron muy bien de la escritura del autor. 
Me insistieron en esa frase: "Tenes que leerlo". 
Tenían razón, (cómo siempre).
Pocos libros están dotados de la sensibilidad, de calidad literaria. Pocos son los que te roban el corazón. Muchos más escasos, son los que te hacen llorar en cuanto medio de transporte público usas.
Soy, la mundialmente famosa, chica que llora en el subte "D", en el tren Urquiza y en el colectivo 87. Llorar mientras se  lee.
Hace un tiempo se viralizó lo que es el primer capitulo de esta historia. Juan Pablo Varsky,  leyó en su programa de radio. El emocionante relato, donde Luciano, cuenta la vivencia y los lazos de su club Independiente y su papá. Dos amores que lo marcan.
Es el comienzo de historias personales, que no dejan de interpelarnos, conmovernos. Nos identificamos. La infancia de Luciano, es la excusa para hablar de diferentes temas, recordar figuras familiares, bajo la mirada de un niño.
Esa mirada, es la que tiene el lector. Volvemos a ser niños, recordamos juegos, hechos relevantes. Leer este libro es abrir un viejo album de fotos en blanco y negro, quizás alguna a color.
Tengo mis capitulos favoritos. El primero-ese que se viralizó, y habla de ese lazo tan masculino como el fútbol y los lazos de padres e hijos- .Recordé  mi madre. Evoqué su recuerdo y sus enseñanzas. Porque Cuca, nunca me habría llevado a la cancha , pero llenó mi vida de amor y me enseño lo que una buena cartera y unos hermosos pares de zapatos hacen por vos.
Pensé en papá, y celebré que está vivo. Que le gusten los libros.
 Usé muchos pañuelos descartables. Muchos.
El segundo relato favorito, provocó que la chica que no sabe, ni le importa el fútbol,se transforme en  hincha declarada de "Los Asteroides". El mejor equipo del mundo. Es un relato donde la fuerza, la perseverancia, y las ganas de triunfar se imponen a los prejuicios. Es más, quisiera diseñarles la camiseta.
Amé el capitulo que habla de su madre y de su hija. Amo a los hombres cuando son padres y los planteos que sufren en silencio.
Dolores, miedos, el despertar sexual, la muerte. El autor devela su alma y el lector no hace otra cosa que acompañarlo. Así, desnudos de miedos recorren página a página.
Lo primero que advierto (porque esto no me lo dijeron), es que debe leerse con una caja de pañuelos descartables. Quizás en el transcurso de la lectura, las carcajadas borren angustias .
A este libro lo amo. Lo recomiendo ampliamente. Es una cosa necesaria. Como las aspirinas y los caramelos de la vida.
Comparto dos cosas para que lo degusten por anticipado : el video del relato que se viralizó y transcribo una frase que me marcó:

Me costó añares despedirlo, hacer un duelo como corresponde. Creo que una buena parte de mi tristeza actual tiene que ver con que no puedo parar de recordarlo. De recordarte. Volvé viejo. Aparecete de traje, envuelto en una bandera roja . Decime que todo esto es una aspirina que me
mandó el señor Racing . Que nosotros comemos caramelos, porque los amargos son ellos . Enseñame de nuevo a aplaudir un sombrerito del Bocha . Agarrame de la mano para gritar un gol de Bertoni .
Pero si no podés volver, te entiendo . Ya es hora de bancármela solo . Seré digno . Aunque, te aviso, a escondidas de Lola, voy a llorar .





Leanlo...lean este libro que es de las cosas más bella que leí.
Volvieron las recomendaciones ...
Besos
Andrea/ Fiona
La chica del blog

Google+ Followers